Las guerreras se enfrentan a su rival más duro