¿Cómo lo están haciendo las favoritas del Mundial?