¡Explosión en el caso Griezmann!