Una presentación que llenó todo el Santiago Bernabéu