El Granada, ¿escaparate para Guidetti?