Ismaila Sarr, nueva bala para el Watford