El Celta quiere volver a Europa