El Atleti y una nueva era