La Real vence a la hegemonía rojiblanca