El Mago vuelve a casa