Siempre serás mi Niño.

Fuente: Unión Futbolera

Naciste un 20 de marzo de 1984 en un modesto barrio de Fuenlabrada preparado para hacer historia.

Colgaste las botas hace tan sólo unas semanas, pero nunca me podré olvidar de todos los momentos que me has hecho sentir.

Imagen relacionada
Fuente: Atlético de Madrid
Debutaste hace 18 años sin saber todo lo que te venía por delante. Lo hiciste en el peor momento de la historia rojiblanca, con un equipo metido profundamente en el infierno. Fuiste ese ’35’ que ilusionó a toda la afición. Eras la única luz al final del túnel que daba razones para seguir creyendo en el equipo.
Tuviste que salir para que el club pudiera seguir creciendo futbolística y económicamente, dejando tu casa en la que siempre soñaste estar. Pasaste por muchos equipos y fuiste sin duda una joya para cada uno de ellos pero no te sentías a gusto, tu casa te estaba esperando.

Resultado de imagen de fernando torres 35
Fuente: EuroSport
Tras 8 años de sufrimiento, regresaste a casa después de haberlo ganado absolutamente todo y de haber tocado el cielo con la selección absoluta en Sudáfrica. Todos esperábamos tu vuelta y te presentaste allí, en el estadio más bonito del mundo delante de miles de corazones rojiblancos emocionados por volver a verte en la que siempre fue tu casa.
Regresaste para cumplir el sueño de llegar a lo más alto con el equipo de tu vida, pero el destino no fue el mejor y te tocó vivir la noche más cruel de tu vida a las puertas de la gloria. Nunca se me olvidarán tus lágrimas en Milán. Nunca podré olvidar el día que nos regalaste la mejor despedida posible para el Calderón con un doblete.

Resultado de imagen de fernando torres europa league
Fuente: Atlético de Madrid
Siempre me acordaré de la noche mágica en Lyon, donde tú junto al eterno capitán Gabriel Fernández levantasteis al cielo de Francia tu único y especial trofeo con la rojiblanca. Ese trofeo que tanto ansiabas y por el que tanto habías luchado. Neptuno nunca olvidará el beso que le brindaste al despedirte de él por última vez.
Siempre recordaré tus palabras el día que te fuiste de casa por última vez recordando a tu abuelo y dándole las gracias por hacerte del mejor equipo del mundo. Ese 20 de mayo de 2018, no sólo te emocionaste tú, no sólo lloramos todos los rojiblancos, también lloró un estadio hecho pedazos en Madrid antes de ser derrumbado al grito de Fernando Torres…

Imagen relacionada
Fuente: Atlético de Madrid
Como tú no habrá otro igual. Un jugador que sentía los colores como ninguno, que los hacía sentir al resto y que siempre ha querido y deseado lo mejor para nuestro club. Tu corazón es tan rojiblanco que hasta en el día de tu retirada del fútbol profesional elegiste y pediste vestir nuestros colores, en recuerdo a aquella camiseta que nunca pudiste vestir en el Atleti.

Puede que no te volvamos a ver por los terrenos de juego, pero aquí en casa, en tu casa, te estamos esperando con los brazos abiertos.

Nunca te olvidaré Niño. Lo mejor está por venir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here