Los “gunners” se ahorran dinero en sueldos