De ser una de las mayores promesas a estar sin equipo