Las féminas sevillistas se estrenan con buen pie