Sin grandes goleadores en el club, y tras la venta del máximo anotador del club numantino la pasada temporada, Pape Diamanka, el malagueño se está echando el equipo a la espalda.

Imagen
Fuente: La Liga Smartbank

Importante en los esquemas rojillos desde su llegada, procedente del Llagostera, y pasando por las categorías inferiores de Getafe y Villarreal, llegando a debutar en la máxima categoría con este último.

Buenas temporadas las del malagueño en Segunda División, consagrándose como pieza clave en aquel famoso Numancia de Jagoba Arrasate en la 17/18, que estuvo muy cerca de lograr ese ansiado ascenso a la máxima división española, y logrando completar un gran papel en la Copa del Rey, eliminando a equipos de Primera División como el Málaga, y dando la cara frente a un rey de Europa como el Real Madrid de Zinedine Zidane.

Imagen
Fuente: CD Numancia
La pasada campaña fue de lo poco salvable de un Numancia sin rumbo, con López Garai como comandante, al que muy bien no le llegaron a salir las cosas, por unas razones u otras. La actual temporada, se está erigiendo como ídolo en la afición Numantina, a parte de sus grandes actuaciones en defensa, por su gran aportación ofensiva en forma de goles que de momento mantiene el rumbo del barco soriano.

En parte, también gracias a su polivalencia, el medio-campista y defensa central malagueño está siendo uno de los intocables para Carrión, y pilar fundamental en la estrategia a balón parado del club numantino.

La guinda de su gran comienzo de temporada la puso el pasado miércoles en A Coruña, firmando una actuación estelar, logrando anotar un doblete con un tanto «in extremis» que sirvió para rascar un punto en un siempre complicado estadio de Riazor, dos goles más con los que ya suma 3 tantos en LaLiga Smartbank.

Autor: Diego Valtueña

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here