Escassi, el líder numantino