Crónica Getafe-Mallorca: este es el camino