Lodi y Trippier, los laterales de moda