Previa Barcelona – Villarreal: la necesidad frente a la ilusión