Neymar llega a Barcelona para su juicio contra los culés