El Celta quiere asaltar Ipurúa