El Valencia vuelve a sus orígenes y toma San Mamés