En los últimos días ha sido muy sonado el robo que se produjo dentro del vestuario del OGC Nice. La víctima fue Kasper Dolberg, delantero danés recién fichado por los franceses. El objeto robado fue un reloj valorado en 70.000 euros.

El ex del Ajax reclamó al club que diera con el culpable o si no se negaría a jugar.

Poco tardaron en dar con el culpable, Diaby-Fadiga, canterano de la entidad propiedad del grupo INEOS.

Fuente OGC Nice

Poco tardaron éstos en rescindir el contrato del jugador, que pese a ser una de las mayores promesas de la cantera no podía seguir en la disciplina gala después de este acontecimiento.

Poco tardó el delantero juvenil en encontrar nuevo destino

El París FC será su nueva casa. El club capitalino se encuentra actualmente colista en segunda división, pero pese a esto son ambiciosos, ya que también han logrado la reciente incorporación de Ménez, ex del AC Milan y América entre otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here