El Dortmund sigue con su mala racha