Previa Osasuna – Villarreal: la artillería amarilla apunta a El Sadar