El Córdoba se mete en problemas serios