Diego Carlos, más fuerte que Hulk