Las lesiones se acumulan en la Real Balompédica Linense