Crónica: Sevilla FC- Getafe. Ilusión Sevillista