El público pide un último truco del mago