La final de copa más especial de la historia