El Alba dispuesto a conquistar La Romareda