Gayá se “vacía” por el equipo