Y de nuevo, Italia