Todo el dinero recaudado en la taquilla del Nástic-Villarreal B, destinado a una causa solidaria