Dark Light

Blog Post

Diario UF > Deportes > Fútbol > Fútbol Español > LaLiga Hypermotion > Espanyol > El Espanyol quiere cambiar la cara

El Espanyol quiere cambiar la cara

Tras la desitución de Salvador Jaspe, el Espanyol busca ofrecer una mejora con Jordi Ferrón en el banquillo. Aún así su estreno no ha sido el deseado tras la derrota ante el Barça.

El cuadro perico está en crisis. Tan solo suman dos puntos tras doce partidos y se sitúan en la última posicón. Un equipo sin ideas y con muchos problemas defensivos, que a nada de terminar la primera vuelta, ha decidido realizar un cambio en el banquillo con la destitución de Salvador Jaspe y la llegada de Jordi Ferrón. El ex jugador del Zaragoza y medallista olímpico con España en Sydney debutó en el derbi ante el Barça, aunque no lo hizo de la mejor forma. Y es que el Espanyol perdió por goleada, así que el partido ante el Levante debe ser su ocasión para cambiar la mala dinámica.

Jordi Ferrón en su presentación como entrenador del Espanyol. Fuente: RCD Espanyol

Ferrón cuenta con poca experiencia en el fútbol de elite como entrenador. Entrenó durante cinco temporadas al Seagull de Badalona y tuvo varias ocasiones de ascender a la primera división. Aún así, con el Espanyol la cosa es muy distinta, ya que el equipo se encuentra con la moral muy baja. Ya no solo por los malos resultados, sino que las sensaciones en el campo son malas. Quedó claro ante el Tacón. Mucha fragilidad dentro de las dos áreas. En ataque no llegan ocasiones para Eli del Estal, y en defensa, hay demasiados huecos y muchas impresiciones. 7 goles a favor y 28 goles recibidos.

La pasada temporada el Espanyol terminó en la novena posición. No fue una temporada con un inicio fácil. En la primera vuelta el equipo peligraba estando muy cerca del descenso y el entrenador Joan Bacardit renunció al puesto en febrero. Fue entonces cuando Salvador Jaspé llegó al equipo e implantó un sistema que dio la vuelta a la mala situación del Espanyol. Su 4-1-4-1, que en muchas ocasiones evolucionaba al 4-4-2, dejó al Espanyol en la novena posición. Además fue un final de temporada increíble, abriéndose el RCDE Stadium ante el Atlético con 20.616 aficionados.

Partido entre el Espanyol y el Atlético de Madrid en el RCDE Stadium. Fuente: Mundo Deportivo

Salvador en cambio, con la misma idea de juego en la cabeza, no logró empezar bien la temporada 19/20 y el equipo, poco a poco, decayó. En verano sufrieron bajas importantes, como las de Berta Pujadas o Maria Llompart, pero también fichó a buenas jugadoras. Débora, Daniela Cruz, Yiyi, Irene López, Paola Soldevila y Ayaka suponían un salto de calidad de la plantilla, pero aún así el equipo no fue capaz de responder. Todo empezó con el gran triunfo del Deportivo 3-1 en Abegondo. Luego Valencia, Madrid y Real pasaron por encima de las pericas. Ante el Betis se dejaron mejores sensaciones con el empate 2-2, pero contra Sevilla, Athletic y Rayo se confirmaron como una de las decepciones de la temporada.

El Atlético fue otro de los equipos que venció a las de Salvador Jaspe. El Sporting de Huelva, por su parte, no pasó del empate a cero, pero ese partido fue muy pobre y apenas valió al Espanyol para levantar cabeza. Ante el Tacón, en un partido clave, el equipo dejó de nuevo mala imagen y se acabó la etapa de Salvador. Tras ello tocó el debut de Ferrón, pero como era de esperar, el Barça fue claro ganador. Ahora al Espanyol le queda jugar contra Levante y Logroño. El cuadro granota es un rival difícil, y más fuera de casa. Sin embargo, ante el Logroño el equipo puede sacar algo positivo, y más conociendo que fuera de Las Gaunas no puntúan mucho.

El equipo catalán celebrando un gol.
Fuente: Diario As

Este Espanyol lo tiene muy difícil. Salir del descenso será una complicada misión. Ferrón debe cambiar la dinámica y solucionar todos los errores del equipo. Entre ello también está cambiar la moral de muchas de sus jugadoras. Y es que Eli del Estal este año no está viendo puerta, Débora tras su regreso está dejando mucho que desear, Mimi está muy imprecisa bajo palos en muchos de los partidos y Anna Torrodà y Elena Julvé pueden ser el futuro del equipo. No solo a ellas, sino que también a la afición. Una afición que también sufre con la situación del primer equipo, que sabe que la sección femenina es una de las históricas con sus 6 Copas de la Reina y que las ha acompañado tanto en su época dorada como en una época muy reciente donde rozaron la desaparición.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *