Ni ayer tan malos, ni hoy tan buenos