Unas navidades un tanto amargas para el RC Celta