Sheffield United: Llega el tramo complicado