¿Y para qué vino Kodro?