Queridos reyes magos, este año querría nuevas incorporaciones “pericas”