Zidane confía en su equipo