La puerta de salida está abierta