Fernandinho se queda, Sané vuelve