Ben Arfa: una moneda al aire ¿Funcionará?