El Madrid se gusta antes del derbi