Problemas en la retaguardia del Barcelona