Previa Levante-Granada: Ganar para olvidar