Las lesiones de Carvajal y Odriozola dejan sin lateral diestro a Zidane

El Real Madrid confirmó ayer que Carvajal sufre una lesión en el ligamento lateral interno de la rodilla derecha. Estará alejado de los terrenos de juego los próximos dos meses. Todo parecía estar de cara para Álvaro Odriozola. Con el jugador nacido en Leganés fuera de combate, se quedaba él solo para ocupar la posición de lateral derecho. Sin embargo, las lesiones siguen azotando al Real Madrid. Y hoy mismo se ha hecho oficial que Odriozola estará de baja durante 2-3 semanas por una lesión en el gemelo de la pierna izquierda.

Así pues, Zidane tendrá que resolver el rompecabezas que le ha surgido en la plantilla. Los dos laterales derechos puros que tenía no estarán disponibles para los próximos partidos. Cabe recordar que Eder Militao también está lesionado por lo que, a pesar de que podría ser opción, el técnico francés tampoco podrá contar con él. Hay varias opciones para suplir estas dos pérdidas.

Nacho

Es, sin duda, un gran aliado por su polivalencia en defensa. A pesar de ser central, puede jugar en ambas bandas. Sin embargo, su bajada de rendimiento es una obviedad. Nacho perdió hace mucho tiempo su mejor versión y la poca continuidad de la que goza no ayuda a mejorar su situación. Con alguien de su perfil, el Madrid se guardaría las espaldas en defensa gracias a su condición de central, pero perdería proyección ofensiva por la banda derecha.

Lucas Vázquez

El protegido de Zidane ya ha jugado varias veces de lateral derecho cuando ha habido algún apuro de este estilo. El último antecedente de Lucas en esta posición lo encontramos en el Leganés – Real Madrid de la pasada campaña. Un partido en el que los dos goles del cuadro pepinero llegaron por su banda. Siendo extremo, el Madrid gana un efectivo más en el aspecto ofensivo, pero pierde mucho en defensa. Sobre todo, con los balones tirados a su espalda.

Mendy

El francés se ha convertido en el lateral izquierdo titular, pero sus actuaciones en el carril diestro podemos contarlas con los dedos de una mano. Su experiencia en esta posición es casi nula. Sin embargo, su solidez defensiva y su buen físico pueden hacer de él un jugador apto aunque no juegue en su sitio. Por el contrario, es zurdo cerrado, por lo que tendría muchos problemas a la hora de subir al ataque por la derecha.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here