Los de Zidane fueron arrollados por un gran Cádiz que logra la primera victoria de su historia ante el Madrid como visitante

El Cádiz se llevó los tres puntos del Alfredo Di Stefano ante un Real Madrid irreconocible. Es la primera victoria en la historia del conjunto gaditano en una visita al club merengue. Choco Lozano puso el único gol del partido en la primera mitad. El Madrid llegará al Clásico con la moral bajo mínimos después de este despropósito futbolístico.

Una primera parte gaditana

Una tarde tranquila de otoño, con una temperatura cálida y un rival recién ascendido enfrente. Uno de esos escenarios en los que el Madrid, inexplicablemente, desconecta. Y el de hoy no es un caso aislado. Los vigentes campeones de liga saltaron al terreno de juego, pero sus cabezas estaban en otro sitio.

En los compases iniciales, parecía que el Madrid aún no se había levantado de la siesta. Tras una pérdida de Kroos peligrosísima en área propia, Negredo batió a Courtois con un tiro cruzado, pero un Ramos salvador apareció para sacarla bajo palos. Había pasado minuto y medio del pitido inicial y los locales ya se habían llevado un susto importante. Fue el preludio de lo que se avecinaba en los próximos minutos.

Otra imprecisión en la salida provocó la segunda ocasión del Cádiz. Esta vez fue Courtois quien alejó el peligro tras despejar el remate de Lozano. Hasta cuatro ocasiones claras tuvieron los visitantes en el primer cuarto de hora. Y es que el gol del conjunto gaditano fue la crónica de una muerte anunciada. Solo había un equipo sobre el verde y fue ese precisamente el que marcó el único tanto del encuentro. Choco Lozano la picó por encima de Courtois para poner el 0-1 y empezaron a saltar de verdad las alarmas. El portero belga estaba solo ante el peligro y era cuestión de tiempo que el balón acabara en su portería.

A pesar de que el Madrid dominaba la posesión, sus ataques no hacían daño al Cádiz. Por su parte, los visitantes seguían atacando con peligro. Courtois fue el máximo responsable de que el marcador no fuera más abultado al final de los primeros 45 minutos.

La primera vez que los de Zidane pudieron inquietar a Ledesma fue en los últimos compases de la primera parte, por un córner rematado por Varane que se marchó cerca del palo derecho del portero.

Courtois evitó un daño mucho mayor

Segunda parte de “quiero y no puedo”

Zidane le dio un lavado de cara al equipo en el descanso. Cuatro cambios hubo por parte del técnico francés. Asensio, Valverde, Casemiro y Militao fueron los elegidos para intentar revertir esta situación. El Madrid arrinconaba al Cádiz cada vez más pero el gol no llegaba. Mientras, los de Álvaro Cervera recurrían a las contras para buscar el segundo. Los cambios solucionaron los errores en la salida y los despistes atrás, pero la creatividad seguía siendo insuficiente.

El balón volaba en forma de centros dirigidos al área del Cádiz que nunca encontraban rematador. Fue la tónica general de una segunda parte en la que los de Zidane, a pesar de dominar el juego, no aportaban nada especial para remontar el partido.

Cuando parecía que el Madrid había empatado, el linier anuló el gol de Jovic por un fuera de juego previo. Quedaban diez más el añadido y los blancos se estaban quedando sin ideas. Benzema a punto estuvo de poner las tablas en el luminoso con un disparo lejano, pero el larguero escupió el esférico. Fue la última ocasión de una tarde fatídica para el Real Madrid, pero histórica para el Cádiz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here