Martín Zubimendi sigue la estela de los mejores mediocentros que ha producido la Real Sociedad

Que la Real Sociedad atraviesa un momento dulce es algo innegable. Líder momentáneo de la Liga Santander y compitiendo de tú a tú en la Europa League. Imanol Alguacil ha construido un equipo de garantías sobre una base de jugadores excepcionales. Con una idea clara a la hora de desarrollar ese juego tan característico que tantas alegrías le está dando, y una identidad que poco a poco se va asentando y reforzando.

Cada jugador de la plantilla ha cobrado una vital importancia en estos últimos meses de crecimiento. El rol adaptado por cada integrante del grupo se ha ido afianzando con el tiempo. El once tipo del técnico de Orio también ha venido cogiendo forma y se ha visto una evidente evolución a lo largo de esta última campaña. Sin embargo, la posición de pivote ha ido más allá y se ha convertido en la columna vertebral del conjunto txuriurdin. Actualmente, el mediocentro defensivo de la Real Sociedad es ese jugador capacitado para dar sentido al juego y hacer que los demás brillen. Ese jugador comodín al que ofrecerle el balón cuando el partido se atraganta. La sala de máquinas.

Martin Zubimendi of Real Sociedad looks on during the La Liga Santander match between RC Celta and Real Sociedad at Abanca Balaidos Stadium on...
Fuente: Getty Images

Hablemos de Martín Zubimendi, porque sin antes conocer a este joven donostiarra, resultaría complicado captar el antes y el después que ha significado su irrupción en la élite. Tras varias temporadas militando en el Sanse, le tocó cumplir con el rol de, nada más y nada menos, Illarramendi, Zubeldia o Guevara. Las constantes lesiones y contratiempos que han venido lastrando al cuadro vasco desencadenaron los primeros minutos de Martín en Primera División. Los primeros pasos de un organizador con alma de jugón, que es capaz de cohesionar la fase inicial de la jugada con la definitiva.

Lo más sorprendente en este caso no se limita a su temprana edad, sino que abarca campo como si se tratara del patio del colegio. Es decir, lejos de arrugarse, se coloca y ofrece como un auténtico veterano, además de derrochar elegancia sobre el terreno de juego. Esa clase puede llegar a asemejarse a la de Xabi Alonso, que ha sido su último “padre futbolístico” antes de dar el salto al fútbol profesional y que ha dejado su sello en la forma de jugar del mediocentro.

Martin Zubimendi of Real Sociedad during the UEFA Europa League match between Real Sociedad v Napoli at the Estadio Anoeta on October 29 2020 in San...
Fuente: Getty Images

Rodeado de Mikel Merino, David Silva, Oyarzabal o Portu siempre resulta más sencillo jugar. Pero digamos que los roles han cambiado, y que ahora es él quien facilita la tarea de las “estrellas”. Sin ir más lejos, su porcentaje de pases acertados en este comienzo de curso está siendo uno de los más altos del combinado blanquiazul. Eso es sinónimo de seguridad. Consecuencia de una confianza que está incrementado con el paso de las jornadas. Y esto, cómo no, también se traduce en recompensas, como la de convertirse fijo en la lista de Miguel de la Fuente en la sub-21.

Hay quien lo ha llegado a relacionar con la selección absoluta, debido al bajón de Sergio Busquets y las limitaciones que puede llegar a sufrir Rodri Hernández. Quizás suene demasiado osado en estos tiempos, con la Eurocopa a la vuelta de la esquina y unas convocatorias tan variadas. No obstante, aquel que haya tenido la suerte de ver jugar a este futbolista desconoce su techo, y esto es lo que le hace tan especial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here